Jazz

Jazz

Aquel local de jazz era nuestro refugio, nuestro nexo, nuestra pasión.

Nada más bajar las empinadas escaleras y traspasar la puerta nos trasladábamos a otro lugar, a otro tiempo. La oscuridad reinaba en el local y gracias a ello la música de fondo parecía sonar con más intensidad. El tiempo se paraba. Parecía no existir el presente ni el futuro. Hasta las bebidas tenían sabor a nostalgia.

Lo que más nos gustaba eran las actuaciones en directo cada fin de semana. ¿Te acuerdas? Aquel saxofonista de pelo cano y arrugas de haber vivido tanto nos sonreía al vernos llegar y parecía dedicarnos su música de colores, acariciando aquel instrumento con destreza y maestría, y llevándonos a lugares insospechados de nuestro interior.

La música que manaba de aquel saxo nos acercaba sin rendición. Porque entre saxo y sexo solo hay una letra de diferencia pero entre nuestros cuerpos ya no cabía ni una palabra.

 

 

Para El Universo Mágico de Ame Reyes

Obra: “Jazz”. Óleo.

Autor: Ángel Uribe

Anuncios

Un comentario en “Jazz

Responder a Letraherido Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s