Poco

Tulipanes blanco y amarillo

Te marchaste un día alegando que yo era poco para ti.

Poco previsible. Poco conservadora. Poco callada. Poco hogareña. Poco discreta.

Demasiado alocada. Demasiado sincera. Demasiado ¿moderna?

Quizá tuvieses razón. Quizá esa era mi pobreza.

Era poco pausada. Poco sumisa. Poco falsa. Y hasta poco correcta.

Demasiado soñadora. Demasiado serpenteante para tu vida tan recta.

Ahora te veo. Y no pareces feliz.

Demasiado asentado en tu propia cabeza.

Pero poco animado. Poco alegre. Poco vivo.

Y yo aquí sigo. Pobre loca.

Poca cosa. Pero demasiado para ti.

Rosa Liñares

(Imagen de tuku en Pixabay)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s