No tentemos a la suerte

Barco tormenta.

Sueño muy a menudo. Pero no me refiero a tener sueños en plan deseos de alcanzar algo, sino a los sueños en sí, esos que se producen en la fase REM. Hoy me he quedado traspuesta en el sofá después de comer. Es lo que tiene pasar malas noches, que luego las siestas son necesarias. Y mientras me echaba esa cabezadita reparadora, tuve un sueño muy raro. Los chinos decían que iban a controlar el clima. Así, como si dándole a un botón eligieran lluvia o sol. A mí, la verdad, ese sueño me parecía más una pesadilla que otra cosa.

Entonces abrí los ojos y comprobé, estupefacta, que no estaba soñando… que era una noticia que estaban dando en la tele. Que parece ser que los chinos, en el 2025 tienen intención de controlar (al menos en un 60% de su territorio) el tiempo. Que podrán elegir el momento que les convenga para que llueva o todo lo contrario. En el 2025. Ojo. Que está ahí a la vuelta de la esquina.

Me he levantado del sofá de un salto y le he gritado a la tele. ¡Chinos, por dios, estaos quietos!. Que aún no nos hemos recuperado del 2020. Que yo quiero llegar a vieja. Y ver crecer a mi hija. Y a mis nietos, si se da el caso. Pero es que vamos a acabar con el mundo antes de lo previsto. Que la Tierra ya está muy cabreada con nosotros por todo lo que le estamos haciendo, y ya lleva un tiempo avisándonos. Pero si nos metemos con el cielo también, mal vamos. Que la expresión popular de “remover cielo y tierra” no se refiere a eso, hombre. No juguéis con fuego que os podéis quemar…

Controlar el clima y manipularlo a su antojo. Me parece el colmo ya. ¿Dónde irán a parar luego esas conversaciones de ascensor (ay, no, que ahora no puedes subir con desconocidos en el ascensor)? ¿Cómo vamos a decir eso de que parece que va a llover si lo podemos elegir nosotros? No me quiero imaginar que los chinos consigan ponerse de acuerdo para que llueva. Ahora sí. Ahora no. Pues yo quiero que llueva el sábado, que así no tengo que regar las plantas. No, no , el sábado no, que yo tengo una boda. A mí me viene mejor de noche mientras duermo. Y así unos cuantos millones de chinos. Y luego estoy yo… que me gusta pasear bajo la lluvia.

A ver, en serio, creo que no es buena idea. Yo dejaría el clima tranquilito (que ya bastante está cambiando él solo). No juguemos a ser dioses, por favor. Y, como decimos en mi tierra: “E se chove, que chova…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s