“Las ganas” de Santiago Lorenzo

Las ganas de Santiago Lorenzo

TÍTULO: Las ganas

AUTOR: Santiago Lorenzo

EDITORIAL: Blackie Books (Bolsillo)

SINOPSIS: 

Benito vive desganado, aunque se muere de ganas: anda destrozado porque lleva tres años sin sexo. Por eso colecciona llaveros, sufre lo indecible cuando ve a una mujer bonita en el metro y bebe demasiado chinchón. Sólo se lo ha contado a su hermana, aunque todo el mundo, también en el trabajo (es químico y emprendedor; es decir, empresario pobre) nota su abstinencia y su angustia. Sus problemas podrían tener una salida: María.

MI OPINIÓN: 

Hace tiempo que tengo en mi lista de pendientes Los asquerosos, del mismo autor, pero aún no lo he leído. Y el mes pasado, en la feria del libro de mi ciudad se me cruzó este título y llamó mi curiosidad, así que me estreno con este.

Vaya por delante que he leído varias críticas sobre esta novela en que la califican de desternillante, y a mí no me lo ha parecido. Sí tiene sus escenas y situaciones divertidas, pero en el fondo es una novela mucho más triste que alegre.

Realmente Benito es un pringado. Y María, de buena, tonta. Cada personaje tiene su tara y cada uno sus rarezas y sus virtudes. En ellos se manifiestan todo tipo de cualidades, positivas y negativas. Hace acto de presencia el amor, la bondad, la envidia, el rencor, la ilusión, la desgana, la pereza, el esfuerzo, la superación…

Pero de lo que realmente habla la novela es de las consecuencias de ocultar la verdad. O, al menos, eso es lo que yo interpreto y lo que me transmite. Benito sufre en su relación con María por estar permanentemente ocultándole sus verdaderos sentimientos. Es muy probable que su vida hubiese ido por otros derroteros si hubiese sido sincero. Y él se da cuenta de ello, pero demasiado tarde. Suele pasar, así es la vida.

A lo largo de la novela hay algunos momentos totalmente surrealistas. La casa por dentro donde vive Benito ya en sí misma puro surrealismo.

Por momentos he sentido rechazo hacia el protagonista. Por tonto y asqueroso. También he sentido lástima. E incluso admiración. Esto último por su tenacidad en cuanto a su trabajo. Tiene un objetivo e insiste en ir a por él. Y, finalmente, demuestra que el que la sigue la consigue, aunque en su caso no haya sido por los motivos que él piensa ni por los que en realidad debería ser. Pero, al menos, ha conseguido su triunfo, sea como fuere.

Una novela entretenida y un tanto rocambolesca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s