A la deriva

Barca a la deriva

A la deriva

permaneces en tu barca

cuyos remos has perdido hace tiempo.

Pero disimulas

cuando otros barcos vienen ofreciendo su ayuda.

Dices estar descansando

como si supieses a dónde te diriges.

Y sigues a la deriva

Sin rumbo.

Apenas unas gotas de agua potable

te quedan en la botella

Y ni siquiera sabes si llegarás a tierra.

A la deriva

sientes cómo el sol abrasa tu piel

y estás a punto de enloquecer.

Pero sigues negando que estés

en medio de un océano.

Sin nada.

Esperando tan solo

lo primero que llegue.

La suerte o la muerte.

Sigues recostado en tu barca.

Sin rumbo.

A la deriva

4 comentarios en “A la deriva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s