Desvaríos de la edad

Rostro en papel arrugado

Sigo sin conseguir que de mi pluma mane un cuento, un relato corto o un poema. No me sale nada medianamente decente. Pero, para llevar la contraria, tengo unas ganas locas de escribir. Siento que cuando voy por la calle la gente me ve con un bocadillo sobre mi cabeza como en un cómic o con subtítulos como en las películas, porque en mi cabeza no paro de hablar y escribir. Pero nada productivo, no me lo explico. Así que estos días, como siento fervorosamente ese deseo incontrolado de escribir, me pasaré por aquí para contar cualquier chorrada que se me ocurra.

Seguir leyendo “Desvaríos de la edad”

1 de marzo

Flor roja sobre blanco

Hoy ha empezado la semana y el mes al mismo tiempo. Es algo inusual y, en cierto modo, reconfortante. Febrero ha sido un mes redondo. En el más estricto sentido de la palabra. Ha tenido sus cuatro semanas, que han empezado un lunes y han acabado un domingo. Eso casi roza la perfección. Y eso que febrero es un mes que no me gusta nada. Es el más corto del año y a mí es el que se me hace más largo.

Seguir leyendo “1 de marzo”

Una de cal y otra de arena

Sillas terraza

Suelo decir (y cada vez con más frecuencia) que la vida nos da una de cal y otra de arena. Sin duda, es cierto. Y esta última temporada está siendo así. Ayer, sin ir más lejos, fue un día de muerte y de vida, de alegrías y de tristezas, de llantos y risas, de celebración y de recogimiento, de regalos esperados e inesperados… Y todo en ese corto intervalo de 24 horas…

Seguir leyendo “Una de cal y otra de arena”

No tentemos a la suerte

Barco tormenta.

Sueño muy a menudo. Pero no me refiero a tener sueños en plan deseos de alcanzar algo, sino a los sueños en sí, esos que se producen en la fase REM. Hoy me he quedado traspuesta en el sofá después de comer. Es lo que tiene pasar malas noches, que luego las siestas son necesarias. Y mientras me echaba esa cabezadita reparadora, tuve un sueño muy raro. Los chinos decían que iban a controlar el clima. Así, como si dándole a un botón eligieran lluvia o sol. A mí, la verdad, ese sueño me parecía más una pesadilla que otra cosa.

Seguir leyendo “No tentemos a la suerte”

Yendo y viniendo

Follow me

Hoy no tenía pensado escribir. Porque, realmente, no tengo nada interesante que decir. Podría hablar de lo mismo de lo que hablan los informativos los últimos días, los disturbios en varias ciudades desde que ha entrado en prisión el rapero ese… pero, sinceramente, creo que no merece la pena. Además, no tengo ganas de cabrearme ni ponerme de mal humor. No me compensa. Prefiero, como ya he dicho hace unas semanas en otra entrada, vivir en la inopia. Así que yo a lo mío.

Seguir leyendo “Yendo y viniendo”

14-F

Love Letters

Hoy es, supuestamente, un día de celebración. San Valentín. A mí no me produce especial ilusión y hace ya muchos años que he dejado de celebrarlo. No porque no tenga pareja con quien hacerlo, pero ya después de 25 años, hay que ser consecuente. Que el día de los enamorados quizá tenga su gracia al principio de una relación. El primer año quizá, o un par de ellos más, pero cuando te das cuenta de que no es más que una celebración con un fondo básicamente comercial, no tiene sentido. El amor hay que celebrarlo siempre (siempre que se quiera y se pueda), no un día por imposición. Así que no estoy yo muy por la labor de hacerle la pelota a Cupido.

Seguir leyendo “14-F”

Los cotillas del WhatsApp

Ojos de gato

Hoy vengo aquí a despotricar. A rajar. Y, probablemente, a decir groserías y palabras malsonantes (pido disculpas de antemano a los que pueda ofender). Que para algo este es mi blog… ¡qué coño! (¿veis? ya me salen los tacos). Es lo que tiene llevar toda la semana con los nervios a tope y sin dormir. Así que la cabeza no para y vienen pensamientos de todo tipo.

Seguir leyendo “Los cotillas del WhatsApp”